Inspección en las instalaciones eléctricas de baja tensión.

Desde el 18 de septiembre de 2003, entró en vigor el RD842/2002, por el cual es obligatorio que los titulares de instalaciones de baja tensión, realicen cada 5 años una inspección a un Organismo de Control Autorizado (OCA).

Afectando a los siguientes elementos:

  • Locales con riesgo de incendio o explosión de clase I, incluidos los garajes de 25 plazas o más.
  • Usos comunes de viviendas, con centralizaciones superiores a 100 Kw.
  • Puntos de recarga de vehículos eléctricos.
  • Piscinas, con potencia contratada superior a 10 Kw..
  • Centros de pública concurrencia, (de 4 años en la Comunidad Valenciana)
  • Instalaciones de alumbrado exterior, con potencia superior a 5 Kw.

Normalmente, las comunidades de propietarios están afectadas a cumplir esta normativa, debido a que el garaje sea de 25 plazas o más y/o tengan una centralización de contadores superior a 100Kw.

Las comunidades de propietarios afectadas deberán avisar al mantenedor eléctrico del edificio para solicitarles que realicen la inspección con una OCA.